Skip to content

Terapia Individual

En algunos momentos de la vida, podemos encontrarnos con problemas o dificultades que nos desbordan. Estos problemas emocionales no nos ayudan a vivir de una manera feliz, pero pueden superarse aprendiendo estrategias que nos permitan afrontarlos. Si crees que tienes estas dificultades y has decidido enfrentarte a ellas, a través de terapia psicológica aprenderás las habilidades necesarias para superarlas de manera exitosa y de esta forma cambiar comportamientos que ayuden a mejorar tu calidad de vida.

La ansiedad por sí misma no es mala, sirve para adaptarnos, sobrevivir y enfrentarnos a las situaciones difíciles que percibimos como amenazantes. Cuando nos ponemos ansiosos se producen unos cambios en nuestro organismo que permiten afrontar las situaciones de peligro. Cuando la ansiedad aparece de forma muy frecuente o con mucha intensidad, apareciendo ante situaciones en las que no existe un peligro real, se vuelve desadaptativa. Las demandas a las que nos enfrentamos en la actualidad en nuestro entorno social, pueden llevarnos a situaciones de estrés, fobias, pánico, obsesiones o ansiedad social, interfiriendo o provocando mucho malestar en nuestra vida. Como psicóloga puedo ayudarte a dirigir ese cambio en la dirección deseada y que aprendas las técnicas adecuadas para cada situación.

Hay momentos en nuestra vida que pasamos por grandes cambios vitales como pérdidas de personas, enfermedades, problemas de trabajo, problemas económicos, problemas de pareja, etc. Esto nos puede producir un gran dolor que puede manifestarse con una gran tristeza, ganas de llorar, dejar de hacer actividades… afectando a nuestro ritmo de vida habitual. Si te encuentras en esta situación, date una oportunidad, podemos ver qué está ocurriendo y ayudarte.

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos a través de evaluaciones, percepciones, pensamientos sobre nuestras experiencias diarias. Si sientes inseguridad, crees que no puedes conseguir lo que te propones, te desmotivas con facilidad, etc. El primer paso es conocerte a ti mismo, ver qué aspectos podemos mejorar y cómo podemos actuar en determinadas situaciones.

Cuando nos encontramos con problemas para relacionarnos con los demás, estamos hablando de dificultades en las habilidades sociales. Estas habilidades son hábitos que hemos aprendido a lo largo de nuestra educación y que abarcan nuestras conductas, pensamientos y emociones. A través de estas habilidades nos relacionamos con los demás expresando nuestros sentimientos, dando nuestras opiniones, realizando o rechazando peticiones, hablando en público, etc. Por tanto, estas habilidades sociales son muy importantes en nuestra vida ya que nos permiten relacionarnos con los demás de manera satisfactoria. Puede ser que estas habilidades no las hayamos aprendido a lo largo de nuestra vida o las hayamos aprendido mal. Sin embargo, siempre estás a tiempo de que veamos qué conductas necesitas adquirir, aprenderlas y ponerlas en marcha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad